lunes, 7 de marzo de 2011

CONTAMINACIÓN DEL AIRE, AGUA Y SUELO

Aunque el agua estuviera pura, al irse evaporando y al hacer contacto con el aire contaminado, ya precipitaría contaminada y al llegar al suelo lo contaminaría también. Lo mismo sucedería si sólo el agua o sólo en suelo estuvieran contaminados, por eso es que debemos cuidar estos tres recursos.
También existen otros tipos de contaminantes que nos afectan directamente como seres humanos, ellos son el ruido y la contaminación visual, éstos existen sobre todo en las grandes ciudades y no los percibimos porque siempre han estado ahí y han aumentado de manera gradual y nos hemos ido acostumbrando.

Las fuentes de contaminación son variadas, por ejemplo el aire es afectado directamente por las emisiones de gases y polvos que son liberadas por las grandes industrias, también es afectado por las emanaciones de gases liberados por los vehículos de carga o de pasajeros, e incluso por algunas prácticas agrícolas como es la fermentación durante el cultivo de arroz o la liberación de gases durante el proceso de composteo, aunque estos últimos constituyen una mínima parte de la contaminación del aire comparados con la industria o los vehículos.

Entre las principales causas de la contaminación del suelo están los depósitos de desechos peligrosos directamente en él, siendo los principales contaminantes los hidrocarburos y sus derivados. ¿Por qué son peligrosos? Porque una parte de nuestros suelos son de origen volcánico y la otra son de origen calcáreo y ambos tipos son muy porosos, llegando estos
productos a los mantos acuíferos por el efecto de la lluvia.

Otra causa de contaminación del suelo es el uso y abuso de los agroquímicos, entre los que pueden citarse fertilizantes, insecticidas, herbicidas, fungicidas y nematicidas ya que la mayoría de ellos tienen un promedio de vida residual de 30 años. Esto quiere decir que las plantas sólo aprovechan un poco, lo que queda en el suelo comienza a filtrarse por efecto de la lluvia hasta que llegan a los mantos acuíferos donde comienza a acumularse y a formar
pare del ciclo de agua.

Si consideramos que otras actividades se hacen a nivel mundial, que las aguas del planeta se mezclan en algún momento del ciclo, que estos productos tienen muy larga vida, que hay algunos productos que no sólo se filtran, sino una parte de ellos también se evapora y contamina al mismo tiempo el aire, comprenderemos un poco más la magnitud del problema.

Uno de los contaminantes que afecta tanto al suelo como al aire es el nitrógeno, esto procede de los fertilizantes químicos y orgánicos, una parte de él se queda en el suelo, ahí se va transformando a compuestos nítricos, sólo una pequeña porción es asimilada por la planta, pero no pueden ser retenidos en el suelo porque la lluvia los va lavando y filtrando
hasta incorporarse como contaminantes a las corrientes subterráneas o a los mantos acuíferos.

Otra parte del nitrógeno que proviene de los fertilizantes, se volatiliza hacia la atmósfera y se descompone en óxidos nitrosos y óxidos nítricos, éstos contribuyen a la formación de ozono en la troposfera, y cuando se mezclan con el agua que constituyen las nubes, forman lo que conoce como lluvia ácida que al caer, afecta a los vegetales porque los va quemando y los va debilitando, haciéndolos susceptibles a que contraigan enfermedades o a ser atacados por algunos insectos plaga, de manera que se ponen en riesgo nuestras fuentes de oxígeno. Otra acción de la lluvia ácida es corroer las estructuras metálicas.

Como señalamos al principio, aunque el agua estuviera pura, al ponerse en contacto con el suelo y el aire contaminado terminaría por contaminarse. Si a esto le aunamos que las industrias vierten directamente a los cuerpos de agua, sus aguas de desecho sin ningún tratamiento previo, que muchos drenajes están conectados directamente a lagos, ríos y arroyos y que con esa agua son regados muchos cultivos, y como si fuera poco muchas personas arrojan basura en los ríos y arroyos y aún en las playas imagínense el futuro de nuestro planeta.

Quiere decir que tenemos mucho trabajo por hacer:
  • Recomendar a las industrias que antes de vertir el agua que utilizan o liberar gases y polvos, los pasen por filtros especiales para que salgan menos sucios.
  • Pedir a las industrias relacionadas con hidrocarburos confinan esos desechos en envases especiales para que no queden en contacto directo con el suelo.
  • Separar la basura orgánica que se genera en casa y aprender a elaborar composta y lombricomposta para abonar nuestras propias plantas.
  • Enseñar a nuestros agricultores a valorar el uso de fertilizantes orgánicos a partir de compostas y lombricompostas, tal vez el rendimiento sea menor, pero el daño al ambiente también será menor y por lo tanto será invaluable.
 Hacer campañas de limpieza en nuestras escuelas, colonias, ríos y arroyos cercanos. Separemos los diferentes tipos de basura porque recordemos que la mayoría puede reciclarse y hasta podemos hacernos de algún dinerito.

AIRE
Las fuentes de contaminación atmosférica de origen natural son los incendios forestales las
tolvaneras o las erupciones volcánicas. Pero las que nosotros nos interesa conocer son las de origen artificial, también llamadas antropogénicas, es decir, derivadas de las actividades humanas. Actualmente, estas fuentes de contaminación antropogénicas se han clasificado según las unidades emisoras de sustancias toxicas. El consumo de combustible fósil para generar energía eléctrica, calor en procesos productivos que lo requieran o movimiento mecánico de las instalaciones industriales o del parque vehicular.


En 1986 la SEDUE estimaba de las emisiones anuales de sustancias contaminantes en el país eran superiores a los 16 millones de toneladas de las cuales un 65% tenían su origen en el parque vehicular y el restante 35% provenía de la industria.

AGUA

Estamos acostumbrados a oír que el agua es el recurso vital por excelencia, pero lo es
no solo de la vida de las especies animales y vegetales, sino también para la industria.

En el multicitado informe, la SEDUE nos dice que las practicas asociadas al manejo y disposición de la aguas residuales, han traído consigo diversos efectos. En ocasiones se ha afectado la calidad de este recurso, provocando ciertos desequilibrios ecológicos que amenazan la existencia de gran cantidad de especies de flora y fauna acuática en ríos, lagunas, esteros y zonas costeras, pero también han causado efectos negativos de naturaleza económica.

La devolución del agua utilizada, que lleva consigo sustancias toxicas, han disminuido la disponibilidad de utilización de agua de buena calidad que se encuentra en la superficie (lagunas, ríos, etc.).

Esto ha provocado que se realice una mayor explotación de los mantos acuíferos subterráneos y que se tengan que traer nuevas cantidades de agua de fuentes cada vez más distantes y lejanas de las ciudades y centro de desarrollo industrial.

Por otro lado, cuando la escasez del liquido implica la instalación de plantas procesadoras que permitan la reutilización, reciclándola a través complejos y costosos sistemas de purificación y potabilización, en el resultado es similar al caso anterior, es decir, los costos para su obtención aumentan considerablemente.


SUELOS

La adición de sustancias que provocan la contaminación del suelo está relacionada con
varios tipos de productos que se vierten a él. Estos son, en buena medida, productos que han sido utilizados y que constituyen los desechos de distintos procesos de uso, que van desde los domésticos hasta los industriales y agrícolas. Ejemplo de estos son las llamadas aguas negras, que contienen concentraciones de detergentes, grasas, solventes, etc. Los que llamamos basura también contienen una buena cantidad de desperdicios sólidos plásticos, embases, materiales sintéticos, etc.) que también tiene efectos contaminantes
sobre el suelo. Finalmente son fuente de contaminación los fertilizantes y pesticidas utilizados en agricultura, aunque no son en sí mismo producto de desecho.


Los residuos contaminantes se han ordenado según el estado (liquido, solido ò gaseoso) en
que se encuentran con el fin de facilitar su medición y tratamiento. A su vez, los llamados residuos sólidos, se han clasificado según su origen, siendo los principales los municipios, los industriales y los derivados de otras actividades como las agrícolas.


Los residuos municipales tienen su origen en los hogares, oficinas, comercios, parques, construcciones, etc., es decir, son los residuos que se producen en los núcleos poblacionales en su actividad cotidiana. El 70% de estos residuos se genera en las viviendas y en 1985, según la SEDUE, se calculaba que el total nacional de los mismos ascendía a 32,583 toneladas diarias. Se calcula, además, que 15,000 toneladas diarias, que constituye la basura que se arroja a los terrenos baldíos, a las orillas de las carreteras, a la vía publica, etc.

Los residuos industriales se originan en la extracción, beneficio y transformación de los
productos en la industria, mismo que, por sus características particulares, contienen distintos niveles de peligrosidad. Basándonos en los datos de la SEDUE, los cálculos de mediados de los años ochenta, estimaba que la generación de los mismos era de 200 toneladas diarias. La parte más fuerte de esta cifra la aporta la extracción y beneficio de minerales y el restante, corresponde a las industrias de las transformación, o sea, el 75 y el 25% respectivamente. Por otra parte, la generación de residuos peligrosos era de 5,000 a 7,500
toneladas diarias producidas en los procesos de transformación, mientras que la capacidad instalada para depositar adecuadamente estos residuos no alcanzaba a captar el 1% de los mismos.



GLOSARIO

Composteo: o composta, es la mezcla de materiales orgánicos, de tal manera que fomenten su degradación y descomposición. El producto final se usa para fertilizar y enriquecer la tierra de los cultivos.


Nematicidas: tipo de pesticida químico para eliminar el parasito nematodo. Un nematicida común que se usa es del origen de pasta de neem que se consigue por exprimir la fruta y semilla en frio. Nematophagous fungi, una variedad de carnivorous fungi, puede ser muy útil para el control de nemátodos, Paecilomyces es solo un ejemplo.


Lombricomposta: Es un abono orgánico, al cual se le ha descubierto cualidades realmente sorprendentes para el cultivo de todo tipo de planta, árboles, hortalizas, plantas de ornato y todo tipo de plantas en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada